CARTA ABIERTA POR EL DÍA DE LA SALUD MENTAL

POR MARIA MACAYA

El 10 de octubre es el Día Mundial de la Salud Mental, un día dedicado a crear conciencia. Este año, nuestra estabilidad mental se ha puesto a prueba: nuestro bienestar físico está en riesgo, y con cada nueva norma y regulación, con cada máscara que vemos y nos ponemos, con cada aplicación de gel, con cada encuentro en el que mantenemos esa distancia, o con cada aviso y noticia de confinamiento, hospitalización, o dato sobre la capacidad de las UCI’s, nuestro sistema de alarma interno se enciende.

El lema del día de la salud mental este año es “Salud mental: una prioridad mundial”. En la situación actual, aquellas personas con un historial de desequilibrios emocionales o de trastornos mentales, a menudo ven como ese estado de desequilibrio se despierta con mayor facilidad, y los que hasta ahora lo desconocían, se encuentra también desestabilizados por la situación de un mundo ahora incierto y desconocido, un mundo en el que el terreno que pisamos está en movimiento constante y en el que la siguiente esquina siempre esconde algo.

Empecé Radika hace ahora cuatro años; surgió de la convicción de que el malestar mental: la depresión, la ansiedad, el burn out, cualquiera de las muchas adicciones o la traumatización, entre tantos otros tipos de desasosiego, nos puede alcanzar a todos. Creo que la línea entre estar bien y no poder levantarme por la mañana, o tener miedo a ir una reunión, o beber para olvidar, o descubrir que una situación o evento incapacita mi capacidad de afrontar la vida con normalidad, es una línea muy delgada, más delgada de lo que nos gustaría pensar. “Salud mental: una prioridad global”, nos recuerda que cuando hablamos de salud mental no es una dicotomía entre “ellos y nosotros”, más bien algo que nos afecta a todos y a cada uno.

El estigma es nuestra gran barrera. La palabra estigma significa “marca o señal en el cuerpo, realizada con hierro candente” y tiene su origen en Grecia donde se marcaba los esclavos que pretendían huir. Hoy esta palabra se refiere a rasgos, comportamientos o condiciones que excluyen a personas de un grupo social por ser considerados inferiores.

El estigma que hay alrededor de la salud mental significa que cuando cruzamos la línea, incluso si se trata de un paso corto, no hablamos de ello por miedo a ser juzgados, malinterpretados, dejados de lado. Este estigma también significa que no buscamos ayuda porque no sabemos donde ir, porque a menudo nos han hablado tan poco de estos estados que no somos capaces ni de reconocerlos en sus etapas tempranas. Este estigma significa que no tenemos suficiente información, que no conocemos las palabras para expresar lo que sentimos, ni la capacidad de entender lo que otros están intentando decirnos.

¿Por qué una fundación? Me pregunta la gente, ¿por qué no una entidad con fines de lucro? Porque los problemas de salud mental nos afligen a todos, pero como no es de extrañar, afecta a unos más que a otros: los oprimidos, los que están en riesgo, los desempleados; su riesgo es mayor, su resiliencia es menor, tienen menos apoyos y menos recursos. En Rādika queremos que esta información y estas herramientas lleguen a todos, y definitivamente a quienes más lo necesitan.

Este octubre, para acompañar el lema “La salud mental, una prioridad global” nos gustaría compartir con vosotros, nuestro calendario con propósito: “cada día por la salud mental”. En él encontrarás una herramienta que potencia la salud mental cada día del mes.

Está comprobado que ciertas actitudes y actividades favorecen la salud mental: (1) tener una comunidad y compartir, (2) ayudar a los demás, (3) aprender algo nuevo, (4) mantenerse físicamente activo (5) pasar tiempo en la naturaleza (6) mantener una actitud positiva.- con ellas contribuimos a la salud mental, a la resiliencia y al bienestar. A través de nuestra plataforma radikare, y con sesiones extras, te brindaremos con la oportunidad de descubrir herramientas que funcionan para ti, que te hacen feliz, que te dan equilibrio. Te invitamos a unirte a este propósito por tu cuenta o con alguien de tu entorno, posiblemente con alguien que creas puede beneficiarse de ello. Hacer las cosas con alguien a veces es más fácil.

Nomina a un amigo, desafíate a ti mismo, cuídate y juntos superemos este momento que estamos viviendo saliendo de él más fuertes, con más herramientas y con una mejor comprensión de que nos va bien y nos funciona.

Newsletter

Inscríbete aquí

Datos de contacto

info@radika.org
+34 670 75 24 75

Términos y condiciones

Política de privacidad y cookies

Política de cancelación