CONCIENCIA ECOLÓGICA

POR MARIA MACAYA

La naturaleza es fuente de energía, paz, tranquilidad. Es el lugar donde puedes ir a buscar silencio, donde puedes tumbarte y dejar que la tierra absorba lo que quieres soltar y a la vez te llene de lo que necesitas, donde puedes mirar hacia el horizonte y dejar que el espacio te libere.

Tocar la tierra te enraiza, cuando haces crecer una planta o un árbol creces tu. No sé tu, pero para mi la presencia de la naturaleza en mi vida es esencial para estar bien.

Aún así, también me doy cuenta de las otras facetas que tiene, del otro lado de la moneda:

Estoy en Barcelona a 35 grados centígrados en Junio. En la playa veo a niños jugando alrededor de colillas, pajas, y otros restos. Las tiendas de petardos están preparadas para una gran parte de la población que en la verbena de San Juan se dedicará a “divertirse” – sin gran consideración por el efecto que tienen los residuos plásticos y de pólvora sobre los bosques y los mares, o los ruidos explosivos sobre los animales que viven en espacios naturales (y no naturales).

Con la pandemia hemos dado pasos atrás en nuestra conciencia ecológica. Antes de marzo del 2020, la reducción de plásticos era una conversación que estaba muy presente. Después de dos años envueltos en mascarillas, guantes, patucos de un único uso y empapados en hidrogel, la conversación sobre el plástico ha desaparecido de nuestro día a día. Sin embargo, uno de sus efectos – llamado ecoansiedad – sigue muy presente en la gente joven.

Estos se sienten abandonados y traicionados por las generaciones anteriores, y por las estructuras de la sociedad que deberían apostar por ellos. Estos jóvenes han perdido el sentido de su futuro. Por ejemplo algunos no planean tener hijos por el miedo de que no habrá un mundo en el que criarlos. Por otro lado, en el resto de la población, la ansiedad está causada por el sentimiento de culpa al no hacer lo que se deberíamos hacer – por saber que estamos mirando hacia otro lado.

Cambiar nuestra relación con la naturaleza es esencial, y cuando digo cambiar me refiero a reconectar.

El 21 de Junio es el Día Mundial del Yoga y nos gustaría dedicarlo al karma yoga – el yoga de la acción y la ley de la reacción (karma significa acción o servicio desinteresado, y la ley del karma está basada en la idea que todo lo que hacemos nos vuelve: sea bueno o sea malo).

¿Qué cosas podemos hacer?

Reconectar: pasar más tiempo presente en o con la naturaleza cambia inevitablemente nuestra relación con ella – cuidar una planta, plantar un árbol, tumbarse en un bosque, observar las olas del mar. Pasar tiempo con la naturaleza es como pasar tiempo con una persona: la acabas queriendo y la quieres cuidar. (¿Has escuchado el directo con Carola García Díaz? Está en nuestro feed de Instagram).

– Crear pequeños cambios.

– “Meatless Monday” – los lunes sin carne: un movimiento iniciado en el 2003 que incita a comer menos carne para tu salud y la del planeta. Sugieren empezar con los lunes (factible, ¿no?) y te ofrecen a través de su web muchos menús variados que puedes introducir.

Caminar o ir en bicicleta para reducir tu impacto.

Limpiar los lugares a los que vas. Bueno primero debería decir, no los ensucies. Si te los encuentras sucios recoge esas colillas, pajas o plastiquitos antes de que pasen al mar y se los coma un animal.

Menos plástico de uso único: las mascarillas, las botellas, la verdura sin envoltorio son todo cosas que podemos cambiar. Si no lo has hecho aún, es tu momento.

– No sólo puedes ser aquella persona que hace cambio, pero también la que invita a cambiar.

En este día internacional del yoga empecemos con esta acción tanto por el planeta como por las generaciones que vienen. Responsabilizarse y actuar de una forma consecuente con lo que nos preocupa y nos importa, es la primera cura a la ecoansiedad, y el primer ingrediente para la felicidad y la paz interna.

Y tú, ¿cómo lo harás?

Un abrazo,
María

Newsletter

Inscríbete aquí

Datos de contacto

info@radika.org
+34 670 75 24 75

Términos y condiciones

Política de privacidad y cookies

Política de cancelación