LA AUTOESTIMA

POR MARIA MACAYA

Este febrero es el mes de la autoestima. A veces, cuando pensamos en cultivar la autoestima, pensamos en esas imágenes que circulan por Instagram de un padre y una hija comenzando el día delante de un espejo gritando: “¡Soy lista! ¡Soy bella! ¡Soy fuerte!”. Pero ¿Es eso realmente autoestima? ¿Es sana esa forma de verlo?

Este mes, en Rādika, a través de nuestra cuenta de Instagram estamos explorando algunos de los elementos que contribuyen a nuestro autoestima y cómo podemos reconocer lo que la daña, lo que la hace crecer, qué personas nos hacen dudar de nosotros mismos y porque. Sin duda, poner atención a esto es una forma honesta de autorreflexión sin juicios y con claridad para explorar nuestros miedos, prejuicios y quizás entender su raíz para liberarnos de ellos.

Definir bien lo que autoestima significa para nosotros puede ser un trabajo personal preciosos que nos ofrece un mejor auto conocimiento, una aceptación propia y el reconocimiento de que existe un camino de motivación y de compasión hacia uno mismo.

Mirando los escritos de Pema Chödrön podemos pararnos a pensar sobre el potencial de reconocer nuestro propio valor.

El primero factor esencial es el de la honestidad, el ser sincero con nuestras fortalezas y debilidades, aceptar nuestras cualidades y capacidades en cada contexto y aceptar a la vez que nada es permanente. Todos nos damos cuenta cuando nos hacen un cumplido falso. No solo nos hace sentir que no somos eso que nos acaban de decir, sino que puede recordarnos que somos todo lo contrario. Y más importante aún, no nos sentiremos vistos ni queridos por quien en realidad somos.

Pema Chödrön dice: “la felicidad incondicional surge a través de un tipo de inteligencia en la que nos permitimos ver claramente lo que hacemos con una gran honestidad, combinada con una tremenda amabilidad y dulzura. Esta combinación de honestidad, claridad y amabilidad es la esencia de “maitri”: amistad incondicional con nosotros mismos.”

Lo segundo esencial es saber que no hay bueno ni malo, que en realidad no existe una división binaria. Si entendemos el mundo como bello/feo, listo/tonto, fuerte/débil, entonces entramos directamente en un camino hacia la decepción y la separación, y nos perdemos la posibilidad de que exista una relación más íntima entre el mundo y yo, y en las cualidades que trabajamos.

Sobre esto Pema Chödrön dice:

“Al comenzar a mirarnos a nosotros mismos con tanta claridad y honestidad,nuestras emociones, nuestros pensamientos, quiénes somos en realidad, comenzamos a disolver los muros que nos separan de los demás. De alguna manera, todos estos muros, estas formas de sentirse separado de todo lo demás y de todos los demás, están hechos de opiniones. Están hechos de dogma; están hechos de prejuicios. Estos muros provienen de nuestro miedo a conocer partes de nosotros mismos”.

A medida que pasa el mes, te invitamos a encontrar esta forma de conocernos a nosotros mismos, de querernos tal y como somos, de saber que podemos potenciar la bondad, la generosidad, la sabiduría y que tenemos dentro las herramientas para hacerlo. Para saber que la honestidad y la conexión son esenciales en estimarnos.

En catalán “te quiero” es “t’estimo”. Estimémonos tal y como somos y avanzamos en este camino.

Newsletter

Inscríbete aquí

Datos de contacto

info@radika.org
+34 670 75 24 75

Términos y condiciones

Política de privacidad y cookies

Política de cancelación