LA CASA DE LOS HUÉSPEDES

POR MARIA MACAYA

“El ser humano es una casa de huéspedes,
Cada mañana un nuevo recién llegado.

Una alegría, una tristeza, una maldad.
Cierta conciencia momentánea llega
Como un visitante inesperado.

¡Dales la bienvenida y recíbelos a todos!
Incluso si fueran una muchedumbre de lamentos,
Que vacían tu casa con violencia,
Aún así, trata a cada huésped con honor.
Puede estar creándose el espacio
Para un nuevo deleite

Al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia,
Recíbelos en la puerta riendo,
E invítalos a entrar.

Sé agradecido con quien quiera que venga
Porque cada uno ha sido enviado
Como un guía del más allá”.

Poema de Rumi, un poeta Sufí del siglo XIII

La cultura nos ha enseñado a ocultar ciertos sentimientos y emociones, a no mostrar en público lo que puede ser visto como un aspecto débil, incluso me atrevo a decir negativo o malo, de nosotros mismos. Tristeza, enfado, duelo o cansancio son sentimientos que, aunque todos los tenemos, los tenemos en la intimidad, lejos de ojos ajenos.

Nos encontramos entonces no solo teniendo que lidiar con la dificultad de tales emociones y lo que hay detrás de ellas, sino también con la vergüenza de cómo seremos vistos y considerados. Esta vergüenza nos obliga a encerrar estos sentimientos, a ocultarlos, a tener cuidado con lo que se puede ver y a poner la atención en cómo podemos protegernos de los juicios, en lugar de darnos el momento que en realidad necesitamos para mirar hacia adentro, entender y procesar.

Podemos beneficiarnos de observar con curiosidad los sentimientos negativos y la experiencia de vivirlos. ¿Cuándo los siento? ¿Cuáles son mis desencadenantes? ¿Qué situaciones, personas, eventos, noticias son las que me llegan, y como diría Rumi, entran como un invitado en mi casa? ¿Cuál es la historia que me cuento a mí mismo y que alimenta esos sentimientos, dándoles gasolina? Y esa historia, ¿me mete en un bucle ineludible?.

También es interesante tomar conciencia de las sensaciones en el cuerpo. Cuando tengo sensaciones difíciles, puedo preguntarme: ¿Qué siento en mi cuerpo? ¿Se me aprieta la mandíbula? ¿Mi pecho se tensa? ¿Mis manos se convierten en puños?

A veces es más fácil trabajar con las sensaciones corporales. Utilizar la exhalación como forma de soltar o traer suavidad a una tensión, abrir las manos, darse un masaje mandibular (me gusta hacerlo dibujando el infinito con la punta de mis dedos en el lugar donde se juntan la mandíbula superior e inferior). A menudo es más fácil empezar con las sensaciones corporales: ahí tenemos menos juicios, y desde ahí, reconocer la historia mental, darnos cuenta de que hemos entrado en el bucle de los pensamientos negativos, que nos hemos adentrado en la nube gris desde la cuál nos cuesta ver la salida (o hasta darnos cuenta de que existe una salida).

Las sensaciones corporales tienen otro beneficio. Por lo general, comienzan a ocurrir antes de que nos demos cuenta de la emoción. Para cuando la emoción está ahí, el cuerpo ya ha pasado algún tiempo construyéndola, creando esa opresión en el pecho o ese retumbar en el estómago. Si somos capaces de ser curiosos, podremos desarrollar la habilidad y la conciencia para ser capaces de notar esas sensaciones a tiempo y captar la emoción cuando aún está en sus inicios. Si las emociones fueran un semáforo, la conciencia del cuerpo puede permitirnos ver los sentimientos cuando todavía estamos en ámbar, y es en ámbar, y no en rojo, donde podremos mirar nuestros sentimientos y emociones con una cierta perspectiva. Una vez que estamos en rojo, la emoción nos ha absorbido.

Adjunto un audio de escaneo corporal para que lo utilices cuando a ti te vaya bien. Los escaneos corporales son una manera maravillosa de reconectar con el cuerpo y, a través de eso, tomar conciencia de las tensiones, los cambios que pueden ocurrir internamente y que pueden dar pautas sobre emociones que están empezando a crearse en ti.

Espero que lo disfrutes.

Un abrazo,
Maria Macaya

Newsletter

Inscríbete aquí

Datos de contacto

info@radika.org
+34 670 75 24 75

Términos y condiciones

Política de privacidad y cookies

Política de cancelación