Soledad y Solitud

POR MARIA MACAYA

La mesa redonda de Radikalmente de esta semana trata sobre la soledad (Puedes verla aquí). Hablamos sobre qué es sentirse solo, por qué sucede y qué podemos hacer al respecto.

En esta sesión participamos Javier Melloni, jesuita, teólogo y antropólogo; Nacho Dean, naturista que ha dado la vuelta al planeta en solitario; Eduard Sala, director de acción social de Caritas; Sandra Nogues, psicóloga y yo misma. Exploramos la soledad y la solitud desde cada uno de nuestros puntos puntos de vista, vivencias personales o de las personas a las que apoyamos.

Las preguntas que exploraremos serán:

¿Por qué nos podemos sentir solos cuando estamos acompañados?
¿Cómo no sentirnos solos cuando lo estamos?
¿Qué podemos hacer al respecto por nosotros mismos y por los demás?

Krishnamurti escribió: “La solitud es indivisible y la soledad es separación”.

La clave está en esta última palabra: separación. Nos sentimos solos cuando nos sentimos separados de nosotros mismos, nos sentimos solos cuando sentimos que no podemos compartir nuestro verdadero yo con quienes nos rodean.

La autenticidad versus el apego es algo que he pensado mucho estos días. La autenticidad puede definirse como ser genuino, fiel a uno mismo, coherente con nuestro ser. El apego es afecto y conexión, generalmente con los demás.

En los mejores momentos, estos dos atributos coexisten: puedo apegarme a los demás sin dejar de ser fiel a mí mismo. Sin embargo, no siempre nos encontramos en estas condiciones. A veces tenemos que elegir entre uno u otro. Generalmente elegimos el apego, porque el apego es una de nuestras necesidades humanas básicas. Los humanos, como seres sociales que somos, la entendemos internamente como esencial para la supervivencia.

¿Por qué menciono esto cuando hablo de la soledad? Porque hablo de esa sensación de estar solo con los demás, o me atrevería a decir, estar solo con uno mismo. Si no soy auténtico, si no puedo ser fiel a mi “yo” real por miedo a perder la conexión con los demás, a no ser aceptado, paradójicamente, me sentiré solo.

Espero con ganas la mesa redonda del martes. Es una conversación que es necesaria y me siento privilegiada y agradecida de las personas se han unido a Rādika para tenerla.

Nos vemos pronto.

Un abrazo,

Maria Macaya
Presidenta y Fundadora de Fundaciōn Rādika

Newsletter

Inscríbete aquí

Datos de contacto

info@radika.org
+34 670 75 24 75

Términos y condiciones

Política de privacidad y cookies

Política de cancelación